Puertas

Corta-fuegos

Las puertas Corta-Fuegos Andreu, fabricadas en acero ensamblado sin soldadura, abarcan una amplia posibilidad de acabados, desde el galvanizado antifinger (tratamiento que le confiere una imprimación incolora), pintura epoxi Ral al horno, inoxidable o laminado estratificado de alta presión. Están dotadas de los requisitos necesarios para cumplir con las normativas de resistencia al fuego, obteniendo las homologaciones exigidas en distintos países y resistencias al fuego de 30 a 120 minutos.

La gama incluye puertas de una y dos hojas, abatibles y correderas, de un sentido o doble sentido de apertura, modelos reversibles.

Las puertas Corta-Fuegos Andreu pueden ir con diferentes marcos: esquinero y/o tubular.

Las bisagras son de doble pala y llevan marcado CE, pudiéndose fabricar en acero inoxidable.

Existe la posibilidad de montar las puertas sobre un premarco homologado, que facilita la instalación de la misma; sobre todo, pensando en modelos de alta gama donde la colocación se debe realizar en el último momento.

Dicho premarco está diseñado para poderse colocar tanto sobre muro tradicional como sobre muro ligero de cartón-yeso.